El sitio elegido para la construcción del Complejo Deportivo, social y Cultural, cuenta con una importante arboleda que se mantendra intacta, y una superficie de 8 hectareas. Es en una parte de esa superficie, donde el proyecto constructivo contrapone 3 volúmenes de geometrías puras que se articulan en diferentes direcciones  y alturas siguiendo la topografía del terreno, fusionándose con el verde de los árboles. Uno de estos edificios contiene el acceso (alineado con la traza de la Av. Jacinto Peralta Ramos) y las áreas de uso social y educativo, en tanto los otros dos contienes servicios sanitarios, vestuarios y áreas técnicas.
El área descubierta, se diferencia en tres zonas, un área de esparcimiento y fogones ubicada en proximidad de los árboles, generando un ambiente acorde al disfrute familiar.
Sobre el sector libre, se realizará la primera cancha de este emprendimiento que será de futbol con piso sintético de 60×40 metros , aprovechando la pendiente del terreno para generar una grada  natural para ver los eventos.
Una plaza de eventos se ubica al final del recorrido que hilvana los edificios, constituyéndose en su remate y a su vez articulador del desarrollo en futuras etapas.
Este proyecto se enmarca en un máster plan que contempla otras construcciones destinadas al uso de la Fundación Pupi y de las familias asociadas al Sindicato Obrero de la Industria del Pescado.

 

 

Instalación del cerco perimetral

Se procedió con la nivelación y movimiento de tierra en conjunto con el equipo planificando la primer etapa.

Puesta en valor de la zona

Teniendo el compromiso y la solidaridad como eje principal del proyecto, llevamos adelante la puesta en valor de la zona, desde el barrido de la calle de tierra hasta la limpieza de la zona en general.